jueves, 13 de febrero de 2014

Cuidado con lo que deseas...

...porque puede hacerse realidad.  Y así ha sido. Tanto tiempo hace unos años deseando estar con mi niño, incluso ir a vivir juntos, y ahora estmos mirando casas para irnos.
Tendría que estar dando saltos de alegría, pero ha pasado mucho tiempo, muchas lágrimas y mucho dolor. Han pasado muy buenos ratos y muchos perdones y confesiones, pero aún así no estoy dando saltos.  Estoy insegura y nerviosa. Estoy que unos días me hace muchísima ilusión y otros me agobio mucho.

Siempre he dicho que cuando hay dudas ante algo es que algo falla. Y está claro que aquí fallan muchas cosas, como el hecho de que yo he cambiado radicalmente con respecto a la relación. Le quiero muchísimo, pero desde luego no siento las cosas que sentía antes, ya no puedo después de tanta incertidumbre y tantas idas y venidas.  Pero también es verdad que en diciembre que estuvimos de vacaciones en Samaná, un paraíso, por cierto,  estuvimos a punto de cortar, y lo pasé mal porque no quería perderle. Ni él a mí. No paramos de discutir, yo siempre estoy a la defensiva y aunque él muchas veces está supercariñoso y entregado yo me he vuelto tan rancia que reconozco que a veces debo ser insoportable.  Supongo que hay cosas que no cambian y  a mí me siguen fastidiando un poco aunque diga que me dan igual. No me darán tan igual si les doy vueltas. Por ejemplo el hecho de que siga diciendo que no somos pareja, que soy una persona muy especial para él. Yo ya paso de insistir porque no sé si tiene miedo al fracaso, a atarse o qué. Y él me ha reconocido muchas veces que las parejas siempre acaban mal y a mí no quiere perderme. Que cada uno saque su conclusión de eso.
Y diréis y entonces por qué se va a vivir contigo?  Y ahí viene otra de las cosas que me tienen pensando ahora sí ahora no.  El quiere su espacio, cosa que a mí no me importa porque yo quiero el mío, también necesito mis momentos de estar a mi bola y que no me moleste nadie.  Pero que cada vez que hablamos del tema o vamos a ver casas busque que tenga una buhardilla para que sea para él solo, o una habitación grande donde pueda encerrarse, y casi no hable de estar juntos, pues me fastidia. Y eso que creo que es él quien tiene más ilusión de los dos, porque me dice que le apetece mucho estar conmigo, lo bien que lo pasaremos haciendo barbacoas en el jardín, pero siempre habla de la familia, que ya parece el padrino. Es que quiero que cuando venga mi familia estén bien, y cuando venga la tuya tengan comodidades... pero pocas veces habla de estar juntos, porque por supuesto ni siquiera dormirmos juntos ya que el gato le molesta. Y le advertí, y le dije que se lo pensara, que entendía perfectamente que no pueda vivir con el gato porque no a todos les gusta tener un animal en casa. Pero dice que cerrará la puerta y que no pasará a su territorio. No sé yo.

Con esas perspectivas no sé qué pensar. Además hay otro tema y es que desde el día 27 de octubre no tenemos nada de sexo. No es que esté haciendo muescas en la pared, pero me acuerdo porque fue el finde de mi cumpleaños que nos fuimos a una casa rural. Y claro, no es por nada, pero yo necesito sexo, además de mimos y cariños que eso no falta, es más, está como una lapa que a veces hasta me agobia, pero hijo, un poco de pasión, un poco de te voy a poner mirando a Cuenca, no sé. Y a mí eso me hace estar de muy mala leche, y deprimirme porque pienso que ya ni le atraigo ni nada y que cómo me voy a vivir con una persona que ni siquiera me desea. Qué va a ser eso? Amigos compartiendo una casa para poder tener jardín y barbacoa? Pues a estas alturas ya no quiero compartir piso, y si no, me voy a uno de estudiantes que no veas la de fiestas que voy a tener. Y polvos.

Lo del sexo él dice que es una crisis, que es por el frío, pero cuando estuvimos de viaje tampoco hicimos nada. Unos días porque él no tenía ganas, otros porque habíamos discutido y los dos pasábamos, y el único día que él quería era uno que  él había bebido unas copas, estaba animado y yo estaba tomando Fortasec y cocacolas, así que el cuerpo no lo tenía muy jotero, la verdad.

Y así llegamos a San Valentín, con casi cuatro meses de abstinencia no voluntaria, e intentando pensar en algo para ver si se anima. Yo lo intento, de verdad, y me sigo comprando ropa interior sexy y preparo cenas románticas, pero luego veo que se sienta en el sofá y coge la tablet, o se quiere poner a ver la tele o le entra el sueño, y ya desisto.
He hablado con él este tema, pero como siempre dice que no le presione, que si le digo estas cosas se siente obligado y no le sale. Pues hijo, no creo que tenga que obligarte a nada.  Y no tiene a nadie. Esta vez ni tengo sospechas ni nada, esto se nota, y por todo lo que hace y el tiempo que estamos juntos pues vamos, que no. Creo que se ha vuelto frígido porque me ha confesado que ni siquiera le apetece masturbarse.
A mí me parece que cada día se vuelve más cerrado con este tema, siempre ha tenido sus cosas, pero vamos que al menos tenía la necesidad fisiológica, pero ahora ni eso.

En fin, que como decía, hay veces que tengo ganas porque estamos muy bien y muy a gusto, pero cuando me dan los bajones me agobio. Por otra parte si no lo hago ahora tal vez ya no lo haga nunca, y tampoco me gusta la perspectiva de estar siempre sola, ya sé que suena fatal, pero no me apetece. Y si no lo hago puede que me arrepienta más tarde. 
Hoy tengo mal día. Será por eso. Este tema solo lo saben cuatro personas, mis hermanos, C y Tam. No lo he querido comentar con nadie porque hasta que no me vea en la casa con él no tengo claro que lo hagamos, y no quiero dar explicaciones de que estoy pensando mudarme o por qué no lo he hecho. así que es otro de los punto que da una idea de los cambios de opinión que tengo, o del miedo a que no salga bien o ni siquiera salga.

Un día que esté más animada contaré las cosas buenas y que me ilusionan...

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro que hayas vuelto a retomar el blog, lo echabamos de menos.
Respecto a lo de vivir juntos no te busques mas problemas, si la cosa no funciona, pues adios y muy buenas!!
Creo que es un paso que has de tomar para darte cuenta si te conviene esta persona o no.

Cristina dijo...

Hola! Si buscas opinión y consejo, no te vayas a vivir con una persona que demuestra que no te merece.
Quiérete un poco más y no eches a perder un tiempo precioso conviviendo con alguien que te hace el desprecio de ni siquiera considerarte su pareja.
Te hablo por experiencia. Huye.
Ánimo.

Anónimo dijo...

yo creo que si no das ese paso de vivir juntos, seguramente estaras toda la vida pensando que hubiese pasado, y si os hubieseis ido juntos a vivir, hubiese salido bien??hubiese salido mal?? no creo que sea un perdida de tiempo en tu vida es tal fácil como que en cuanto veas que no funciona huyes....
pero después de todo lo que llevas pasado con esta relación, que minimo que llegar hasta el final-

Carnmars dijo...

Yo opino igual que el último comentario.

Tal vez vayas directa al fracaso pero si no lo intentas nunca lo sabrás.

Solo hay dos opciones ir a vivir con él, que todo vaya fatal y termines por desencantarte o que vaya bien y os refuerce como pareja...y eso solo lo vas a saber arriesgándote.

Yo hace mucho tiempo que deje de entender a tu chico jajajaja pero bueno sé de sobra que si tu sigues con él es pq te merece la pena y aunque aqui solo cuentes cosas regulares sé q hay bonitas.

Desde fuera puede parecer que no has avanzado ni medio píe, pero yo que llevo leyéndote desde el principio sé que si habéis avanzado mucho.

Te deseo que todo vaya bien, te lo mereces guapetona mía.

Y no veas que envidia de esas fotos en plan sirenita...ahora mismo con el aire que hace aquí firmaba un pacto con el diablo para que me transportase jajaja

Besicos.

Eva dijo...

Sally opino igual que Carn, después de todo lo que has pasado para conseguir llegar a este punto que menos que intentarlo. Quedarse con la incertidumbre es peor, así que lánzate y que sea lo que tenga que ser.

Espero de corazón que te salga genial, porque después de todos estos años te mereces el final feliz.

Besos.

JMC_2010 dijo...

Pues si ya has llegado hasta aquí, con porfía, persistencia y paciencia, porque vaya paciencia que has tenido... tienes que dar el último paso, y como dijo alguien antes, por último, para no quedarte con la incertidumbre de "que hubiese pasado si..." es mejor caerse y volverse a levantar que no haberlo intentado... ahora, siento que tu chico, más que una pareja quiere una compañera de cuarto, para compartir gastos y esas cosas... pero eso no hay que decírtelo, tu sola lo has pensado... obviamente, te deseo todo lo mejor del mundo y ojala que resulte pero antes y hoy tu chico anda muy perdido o es un genio y sabe aprovecharse de ti... bueno tu sabrás... mucha suerte.

JanisJo dijo...

Hey guapa. Soy yo pero he tenido que hacer cambios en el blog, en mi nombre, en todo. Porque alguien me estaba pillando y he tenido que disfrazarme.

Sigo igual. Echandola de menos, que te voy a contar a ti que no sepas.. guapa, te quiero mucho nena.

Anónimo dijo...

Me gustaria que hicieses alguna entrada a tu blog. Sigues con el? joooo tantos años siguiendote y la verdad es que me gustaria saber que paso
aunque mandame una respuesta. Graciaaaaas